Espionaje M: Martinengo (La Rubia): «Le pude dar algún comentario a Nieto por WhatsApp»

Ámbito.- La exfuncionaria de Mauricio Macri ratificó su vínculo con el exsecretario privado del expresidente Mauricio Macri y con varios de los espías detenidos en la causa que tramita en Lomas de Zamora.

La excoordinadora de Documentación Presidencial del macrismo, Susana Martinengo, detenida en el marco de la causa por el espionaje M que se tramita en Lomas de Zamora, ratificó el vínculo con el secretario privado de Macri, al afirmar en su declaración: “Le pude dar algún comentario a Nieto por WhatsApp”.

En su indagatoria de más de cinco horas ante la Justicia Federal, la exfuncionaria indicó que «no tomaba partes de inteligencia» de los espías con los que se relacionaba, sino que «tomaba información» y aseguró que no pasaba mensajes «para arriba» al desmentir lo que ella misma dice en distintos audios incorporados al expediente.

«Yo no recuerdo de haber pasado nada. Le pude dar algún comentario a Nieto por WhatsApp pero no tengo presente haberle pasado nada», aseguró Martinengo, tras señalar que su vínculo con el secretario privado de Macri era estrictamente formal y que no tenía relación con el expresidente porque «se encontraba en la otra punta de las oficinas».

Según consta en la declaración a la que accedió Télam, confirmó que tenía vínculo con dos de los espías investigados y que la relación comenzó en 2008 cuando conoció a Jorge “Turco” Sáez, que era el marido de una compañera suya de trabajo y todavía cumplía tareas como policía y forjaron una relación de amistad y «cariño».

«Para mi ellos recorrían los barrios, yo supongo que hacían inteligencia en las villas, yo no me nutria de ellos, yo se los presento a Alex Campbell -ex subsecretario de Asuntos Municipales de la Provincia de Buenos Aires-, para que lo ayuden con las cuestiones sociales. Yo no tomaba partes de inteligencia, yo tomaba la información», aseguró.

También dijo haber visto al exespía y abogado Facundo Melo «en dos oportunidades en Casa de Gobierno» y afirmó que sabía que trabajan en la AFI y que «cada tanto pasaban a tomar un café ya que creía que estaban en la esquina». Sobre Leandro Araque, dijo que pasaba a comer y hablaba de temas personales.

A lo largo de la indagatoria, la acusada de recibir en la Casa Rosada informes de inteligencia ilegal fue invitada en más de una oportunidad a «ser más clara» con su relato por parte del juez y, quienes la escucharon declarar, cuentan que su tono cambió cada vez que la hicieron escuchar y luego explicar sus propios audios incorporados al expediente.

«Me enteraba millones de cosas y los escuchaba a todos y decía ‘lo paso’, pero no lo pasaba porque no era mi tarea; pero también yo pensaba que todo lo que hacían era legal», respondió cuando le preguntaron por conversaciones que mantuvo con los espías a los que ella consideraba amigos, a los que llegó a decir que iba a remitir la información «a Nieto».

Más allá de haber señalado que no remitía informes de inteligencia ni a Nieto ni al entonces presidente de la Nación, en un tramo de la transcripción de la declaración indagatoria consta que dijo que «Mauricio Macri siempre estaba al tanto de lo que pasaba en documentación».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *